LA PAELLA VALENCIANA....Gracias Amparo                   HOME
Hay muchas variantes de arroz de paella, pero la auténtica paella valenciana es la de pollo y conejo. 

La paella, en su pureza gastronómica, debe comerse en el propio caldero o sartén que se guisó,

por tradición y la simple razón de que el arroz hay que comerlo caliente, y nada mejor que la paella

de hierro para que permanezca conservado su calor hasta el mismo momento de trasladarlo a la boca.

Es más, el mejor utensilio para comerlo, por tradición y por conservación del calor, es la cuchara de

madera de boj. 

INGREDIENTES:

Pollo y conejo 
Bajoca o tabella ( judias verdes tiernas ) 
Garrofó (alubias gigantes planas) 
Tomate triturado 
Caracoles - tipo baquetas - (previamente engañados y hervidos) no son

imprescindibles
Aceite Arroz 
Pimentón rojo dulce molido, azafrán, agua y sal

 

Empezamos sofriendo, en aceite de oliva caliente el pollo y el conejo hasta que tome

un color muy dorado. Luego añadiremos la bajoca, cortada a trozos. Seguidamente el

tomate triturado y un poco de pimentón.

Una vez todos estos ingredientes sofritos,añadiremos el agua

(doble de agua que de arroz), y antes de que empiece a hervir, le

pondremos el garrofó. Le añadiremos la sal. Y cuando esté hirviendo el agua, y los

caracoles. 

Una vez todo en la paella, lo dejaremos que cueza unos veinte minutos, que es cuando

el conejo y el pollo está ya tierno.

Entonces se le añade unas hebras de azafrán para darle el colorido, el aroma y el sabor

característico al arroz que añadimos a continuación. 

 

 

El arroz se añade con el fuego al máximo.

Para saber la cantidad justa que conviene

poner de arroz, necesario para que consuma

el agua vertida y quede cocido a punto, se

suele poner el arroz en forma de cavalló

(o montaña) extendido a lo ancho de la paella,

en forma de montaña, debiendo sobresalir un

poco del agua. Una vez esparcido el arroz

por toda la paella, se deja a cocer, ya sin

removerse, como unos seis minutos, a fuego

fuerte. Y diez minutos a fuego más rebajado, para que vaya secándose de agua, sin

pasarse. 


Como toque final, se añadirá un pellizco de romero molido, que le da ese aroma

campestre, como si la paella se hubiera guisado a leña, que es lo típico.


Una vez ya seca y fuera del fuego, se dejará reposar durante cinco minutos.

Entonces estará lista para comer antes de que se enfríe.

 

BON PROFIT

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota: Los ingredientes, sobre todo las verduras, pueden variar tanto como uno quiera:

si añadimos alcachofas, el arroz tendrá un tinte más oscuro y un sabor más intenso.

Podemos poner habas, sobre todo en temporada, con esto conseguiremos un arroz más brillante y un sabor característico.

 

Volver a la página principal

 

Para más información o detalles escribeme a perespito@hotmail.com